INTRODUCCIÓN
APARCAMIENTO Y SOCIEDAD

urante los días 9, 10 y 11 del próximo mes de noviembre, Tarragona se convertirá en sede de la sexta edición de Congreso Ibérico de Aparcamiento y Movilidad Urbana. Una cita  que  reconoce  el esfuerzo de la ciudad en el despliegue

desde 2012 del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUST), donde el aparcamiento fue una pieza fundamental.

 

Tarragona, Capital de la Costa Dorada, constituye un destino turístico y de negocios privilegiado del Mediterráneo. Una ciudad que mira al mar y con destacada oferta cultural y de ocio. Una ciudad de vanguardia, con inquietudes y muy dinámica, que el próximo año acogerá también los Juegos Mediterráneos del 2017. A caballo entre la antigüedad y la modernidad, Tarragona ha sabido conservar su legado histórico sin desprenderse del afán de progreso y renovación.

 

Las ciudades, y también Tarragona, se transforman, y con ellas lo hacen las necesidades de sus habitantes, proporcionando a las empresas la oportunidad de combinar la imaginación con la tecnología para ofrecer nuevas soluciones a sus clientes y usuarios, haciendo de ellas ciudades ‘smart’.

La conectividad, las nuevas aplicaciones y sistemas de pago, o la popularización del vehículo eléctrico son cambios que obligan a nuestro sector a una permanente reflexión en el marco de una sociedad europea más sostenible, más humana y más responsable. El congreso desarrollará estos y otros asuntos de actualidad como el proyecto europeo ‘Push and pull’ a través de una interesante agenda de ponencias y debates que ocuparán dos jornadas de trabajo.

 

Te animo e invito a acudir a este congreso que hemos organizado con la mayor de las ilusiones, y a la vez darte la oportunidad de conocer la ciudad donde el patrimonio y el progreso conviven en su día a día. Confío en poder saludarte personalmente. ¡Hasta pronto!

Sergio Arts

 

Gerente de Aparcaments Municipals

de Tarragona

D

Hasta aquí nada nuevo, la sociedad cambia constantemente y para nuestro sector se acabaron los irrepetibles tiempos en que debíamos corregir los déficits históricos de aparcamiento en las distintas zonas de la ciudad, empleándonos a fondo en minorar estos déficits y solucionarlos. Hicimos una ingente tarea de transformación social, que fue poco valorada, contribuyendo a la modernidad, aportando la base del reequilibrio territorial y posibilitando la movilidad urbana.

 

Hoy la sociedad, quizás haya dejado de priorizar el déficit de aparcamiento, por cierto, aún existente, pero nosotros lejos de perder protagonismo, hemos renovado nuestra implicación social, alambicándola en un nuevo paradigma, consistente en el uso de recursos económicos procedentes de los aparcamientos para invertirlos en causas cívicas, como promueve el Programa europeo Push&Pull, en que una parte de estos recursos serán utilizados en la progresiva HUMANIZACIÓN de nuestras ciudades.

Ramón Llopart Ricart

 

Vicepresidente de ASESGA

Presidente de la Comisión de Comunicación Contenidos y Eventos

nmerso en la sociedad de su tiempo el sector de los Aparcamientos acaba de pasar en España una época difícil, caracterizada, desde 2008, por la persistente caída de las ocupaciones, que puede haber finalizado, al producirse en 2015 una ligera recuperación.

 

La crisis ha terminado pero… ha habido bajas. Una nueva era ha empezado después de que el TIEMPO le ganara la batalla al ESPACIO y que, a partir de ahora, lo importante no es la cantidad total de M2 sino cómo se rentabilizan. La clave está en la GESTIÓN del ESPACIO y no en el espacio en sí. La nueva era ha entronizado ya un nuevo concepto hegemónico: la transversalidad. La complejidad de la nueva situación exige imaginación y nuevas alianzas sea con las nuevas Apps, la recarga de VE, el aparcamiento de bicicletas o el reparto de última milla.

 

Todo ello, ante un nuevo fenómeno, aún incipiente, pero que los más agoreros, anuncian letal para el futuro de nuestro sector. Nos referimos a los coches conectados y los autónomos y a sus, dicen, perversas consecuencias en la circulación de vehículos en las ciudades y por lo tanto en la mayor o menor necesidad de aparcamiento. La tendencia, al parecer, es que habrá menos aparcamientos en el centro de las ciudades y las nuevas expectativas apuntan a la formación de GRANDES EJÉRCITOS de flotas anónimas de vehículos autónomos sin conductor, que estarán esperando, en algún lugar indeterminado, a que sus servicios sean solicitados.

I
NOTAS DE PRENSA

Congreso Ibérico: una oportunidad para Tarragona según Sergio Arts.